La reflexología podal es una técnica sencilla que potencia la salud y autorregula el organismo. Trabajamos sobre el pie, en donde se encuentran reflejadas todas las áreas y sistemas del organismo. Con esta técnica se puede tratar dolencias de índole físico (digestivas, ginecológicas, respiratorias,…) y trastornos de orden emocional (ansiedad, insomnio, estrés,…) No tiene efectos secundarios y sus beneficios se perciben desde la primera sesión. Uno de los campos más bonitos de aplicación es la Reflexología en la maternidad y la Reflexología en bebés. Puedo ayudarte a  conocer esta herramienta, para que tu misma la puedas realizar a tus hijos. Es muy reconfortante para los padres contar con recursos que nos ayuden en la primera etapa de la vida de nuestros hijos, y la reflexología podal es uno de ellos.